¿Quién se casó con Isabel de Angulema?

Hugo X de Lusignan se casó con Isabel de Angulema .

Juan I de Inglaterra se casó con Isabel de Angulema el .

Isabel de Angulema

Isabel de Angulema

Isabel de Angulema (1186/1189[1]​ - abadía de Fontevrault, 31 de mayo de 1246[2]​), fue una noble francesa, única hija de Aymar III, conde de Angulema, y de Alicia de Courtenay,[3]​ hija a su vez de Pedro I, señor de Courtenay, hijo del rey Luis VI de Francia.

El mismo día de su boda con Hugo IX de Lusignan, heredero del condado de la Marche, fue raptada por el rey Juan Sin Tierra de Inglaterra, con el que se casó en la ciudad de Burdeos el 24 de junio de 1200. Contaba entonces con 12 años de edad.

En 1189, Juan se había casado con Isabel de Gloucester, hija y heredera de Guillermo FitzRobert, segundo conde de Gloucester (a Isabel se le han dado diversos nombres a través de la historia, tales como Avisa, Hawise, Joan y Eleanor). No tuvieron hijos y Juan pidió la anulación de su matrimonio alegando consanguinidad -el abuelo de Isabel era Roberto Fitzroy, hijo ilegítimo del rey Enrique I de Inglaterra-, poco después de su ascensión al trono, que tuvo lugar el 6 de abril de 1199, y nunca se le reconoció como reina. Ella se casó después con Godofredo de Mandeville en segundas nupcias y con Hubert de Burgh en terceras nupcias.

Tras haber conseguido la anulación de su primer matrimonio, Juan Sin Tierra vuelve a casarse en la ciudad francesa de Burdeos el 24 de junio de 1200 con Isabel de Angulema, de apenas 12 años de edad, a la que había raptado el mismo día de su boda con Hugo IX de Lusignan, heredero del conde de la Marche. Era la hija de Aymer Taillefer, Conde de Angulema. Isabel tuvo con el rey cinco hijos, incluyendo a dos varones:

  • Enrique III (n. castillo de Winchester, 1-10-1207 - m. Palacio de Westminster, 16-11-1272), sucesor de su padre en el trono de Inglaterra.
  • Ricardo (n. castillo de Winchester, 5-1-1209 - m. Berkhamstead, 2-4-1272), creado conde de Cornualles en 1227, y elegido (pero nunca coronado) Rey de Romanos -rey electo de Alemania- (1257-1272), luego de la caída de los Hohenstaufen.
  • Juana (n. Normandía, 22-7-1210 - Havering-atte-Bower, Essex, 5-3-1238), casada con Alejandro II de Escocia.
  • Isabel de Inglaterra (n. 1214 - m. Emilia Reggio, Foggia, Italia, 1-12-1241), casada con Federico II Hohenstaufen, emperador de Alemania, rey de Sicilia y Jerusalén.
  • Leonor (n. 1215 - m. Montargis, Francia, 13-4-1275), casada primero con Guillermo Marshal, II conde de Pembroke, y luego con Simón de Montfort, VI conde de Leicester, el cual sería el virtual gobernante de Inglaterra (1264-1265), durante la revuelta de los barones.

A Juan se le atribuye un gran gusto por la lujuria según los cronistas de su época e, incluso, por el embellecimiento y también se dice que tuvo muchos hijos ilegítimos.

Dos años más tarde de su boda (1202), la muerte de su padre la convierte en condesa de Angulema.

Muerto el rey Juan (18 de noviembre de 1216), Isabel regresa inmediatamente a su condado de Angulema en Francia, dejando en Inglaterra a los cinco hijos habidos de su matrimonio.

El 10 de marzo de 1220, Isabel contrae segundas nupcias, nada menos que con el hijo del que fuera su antiguo prometido, Hugo X de Lusignan, conde de la Marche desde noviembre del año anterior. De este matrimonio nacerían nueve hijos.

  1. Hugo XI de Lusignan (1221-1250), Conde de La Marche y Conde de Angulema. Casado con Yolanda de Dreux, condesa de Penthièvre y de Porhoet, con quien tuvo hijos.
  2. Aymer de Lusignan (1222-1260), obispo de Winchester
  3. Inés de Lusignan (1223-1269). Casada con Guillermo II de Chauvigny (d. 1270), con descendencia..
  4. Alicia de Lusignan (1224 - 9 de febrero de 1256). Casada con John de Warenne, VII conde de Surrey, con quien tuvo hijos.
  5. Guy de Lusignan (c. 1225 a 1264), murió en la Batalla de Lewes. (Tufton Beamish sostiene que huyó a Francia después de la batalla de Lewes y murió allí en 1269).
  6. Godofredo de Lusignan (c. 1226 a 1274). Casado en 1259 con Juana, vizcondesa de Châtellerault, con quien tuvo hijos.
  7. Guillermo de Lusignan (c. 1228 a 1296). conde de Pembroke. Casado con Juana de Munchensi, con quien tuvo hijos.
  8. Margarita de Lusignan (c. 1229 a 1288). Casada en primer lugar en 1243 con Raimundo VII de Tolosa, en segundo lugar c. 1246 con Aimery IX de Thouars, Vizconde de Thouars y tuvieron hijos.
  9. Isabel de Lusignan (1234 - 14 de enero de 1299). Casada en primer lugar antes de 1244 con Mauricio IV de Craon (1224-1250), con quien tuvo descendencia, se casó en segundo lugar con Geoffrey de Rancon.

Acusada de conspirar contra el rey de Francia en 1244, se refugió en la abadía de Fontevrault, donde murió el 31 de mayo de 1246, a los 57 años de edad, siendo sepultada, por propio deseo, en el cementerio de dicha abadía.

 Leer más...
 
Wedding Rings

Hugo X de Lusignan

Hugo X de Lusignan

Hugo X de Lusignan,[1]​ llamado el Moreno (ca.1185 - Damiette, 5 de junio de 1249), fue un noble francés, señor de Lusignan, conde de la Marche y de Angulema. Era hijo de Hugo IX de Lusignan y de Mahaut de Angulema.

Se casó con Isabel de Angulema, viuda de Juan sin Tierra, con la que su padre, Hugo IX de Lusignan, había estado comprometido antes de que Juan sin Tierra la raptara para casarse con ella en agosto de 1200.[2]​ Tuvieron 9 hijos:

  1. Hugo XI de Lusignan (1221-1250), Conde de La Marche y Conde de Angulema. Casado con Yolanda de Dreux, condesa de Penthièvre y de Porhoet, con quien tuvo hijos.
  2. Aymer de Lusignan (1222-1260), obispo de Winchester
  3. Inés de Lusignan (1223-1269). Casada con Guillermo II de Chauvigny (d. 1270), con descendencia..
  4. Alicia de Lusignan (1224 - 9 de febrero de 1256). Casada con John de Warenne, VII conde de Surrey, con quien tuvo hijos.
  5. Guido de Lusignan (c. 1225 a 1264), murió en la Batalla de Lewes. (Tufton Beamish sostiene que huyó a Francia después de la batalla de Lewes y murió allí en 1269).
  6. Godofredo de Lusignan (c. 1226 a 1274). Casado en 1259 con Juana, vizcondesa de Châtellerault, con quien tuvo hijos.
  7. Guillermo de Lusignan (c. 1228 a 1296). conde de Pembroke. Casado con Joan de Munchensi, con quien tuvo hijos.
  8. Margarita de Lusignan (c. 1229 a 1288). Casada en primer lugar en 1243 con Raimundo VII de Tolosa, en segundo lugar c. 1246 con Aimery IX de Thouars, Vizconde de Thouars y tuvieron hijos.
  9. Isabel de Lusignan (1234 - 14 de enero de 1299). Casada en primer lugar antes de 1244 con Mauricio IV de Craon (1224-1250), con quien tuvo descendencia, se casó en segundo lugar con Geoffrey de Rancon.

Adversario de Blanca de Castilla y de Alfonso de Poitiers, fue derrotado, finalmente, en 1242 en Taillebourg.

 Leer más...
 

Isabel de Angulema

Isabel de Angulema
 
Wedding Rings

Juan I de Inglaterra

Juan I de Inglaterra

Juan (24 de diciembre de 1166-19 de octubre de 1216), también conocido como Juan sin Tierra (en anglonormando, Johan sans Terre; en inglés, John Lackland),[5]​ fue rey de Inglaterra desde 1199 hasta su muerte. Perdió el Ducado de Normandía y gran parte de Aquitania ante Felipe II de Francia, lo que resultó en el colapso de la mayor parte del llamado Imperio angevino y contribuyó al posterior crecimiento del poder de la dinastía de los Capetos durante el siglo XIII. La revuelta de los barones al final de su reinado condujo a la firma de la Carta Magna.

Siendo el más joven de los cinco hijos de Enrique II y Leonor de Aquitania, no se esperaba que heredara territorios significativos desde el principio. Sin embargo, después de la rebelión fallida de sus hermanos mayores entre 1173 y 1174, Juan se convirtió en el hijo favorito de Enrique II. Fue nombrado señor de Irlanda en 1177 y recibió tierras en Inglaterra y en el continente europeo. Sus hermanos mayores —Guillermo, Enrique y Godofredo— murieron jóvenes; cuando su hermano Ricardo fue coronado rey en 1189, Juan era el presunto heredero del trono. Intentó infructuosamente una rebelión contra los administradores reales de su hermano, mientras este participaba en la tercera cruzada. A pesar de esto, después de que Ricardo I muriera en 1199, fue proclamado rey de Inglaterra y en 1200 llegó a un acuerdo con Felipe II para el reconocimiento de las posesiones inglesas en las tierras continentales angevinas mediante la Paz de Le Goulet.

Cuando estalló nuevamente la guerra con Francia en 1202, Juan logró victorias al inicio, pero la escasez de recursos militares y el trato dado a los nobles normandos, bretones y angevinos provocaron el colapso del imperio en el norte de Francia en 1204. Durante gran parte de la siguiente década el rey trató de recuperar estas tierras, aumentó las rentas de la Corona, reformó su ejército y reconstruyó alianzas continentales con enemigos de los franceses. Sus reformas judiciales tuvieron un impacto duradero en el sistema del common law anglosajón, además de proporcionar una fuente adicional de ingresos. Un pleito con el papa Inocencio III condujo a la excomunión del rey inglés en 1209, una disputa finalmente resuelta por el propio Juan en 1213. En 1214 Felipe II derrotó al rey inglés y sus aliados en la batalla de Bouvines. A su regreso, muchos barones ingleses se sublevaron, descontentos con su política fiscal y su trato a la nobleza más poderosa de Inglaterra. Aunque tanto Juan como los barones acordaron la paz con la Carta Magna de 1215, ninguna de las partes cumplió con las condiciones. La guerra civil estalló poco después, con los barones ayudados por Luis VIII de Francia. Pronto el conflicto llegó a un punto muerto. A fines de 1216 Juan murió de disentería, contraída en una campaña en el este de Inglaterra. Su muerte apaciguó las tensiones entre los partidarios reales, lo que permitió a los partidarios de su hijo Enrique III continuar la guerra con nuevo impulso y vencer a los barones rebeldes y Luis VIII al año siguiente.

Los cronistas contemporáneos fueron en su mayoría críticos con la actuación de Juan como rey, tanto que su reinado ha sido desde entonces objeto de importantes debates y revisiones por parte de los historiadores desde el siglo XVI en adelante. El historiador Jim Bradbury resumió la opinión histórica actual de las cualidades positivas de Juan y observó que ahora es considerado un «administrador diligente, un hombre hábil y un general capaz».[6]​ No obstante, los historiadores modernos coinciden en que también tuvo muchos defectos como monarca; así, el historiador Ralph Turner calificó como «rasgos desagradables, incluso peligrosos de su personalidad» la mezquindad, el rencor y la crueldad.[7]​ Estas cualidades negativas sirvieron de inspiración para los escritores de ficción en la época victoriana y, por esto, Juan sigue siendo un personaje recurrente de la cultura popular occidental, principalmente como villano en películas e historias relacionadas con las leyendas de Robin Hood.

 Leer más...
 

Padre de Isabel de Angulema y sus esposas: