¿Quién se casó con Raimundo VI de Tolosa?

Juana de Inglaterra, reina de Sicilia se casó con Raimundo VI de Tolosa .

Leonor de Aragón y de Castilla se casó con Raimundo VI de Tolosa .

Raimundo VI de Tolosa

Raimundo VI de Tolosa

Raimundo -Ramón- VI de Tolosa (Saint-Gilles, 27 de octubre de 1156 – Tolosa, 2 de agosto de 1222), fue conde de Melguelh (Raimundo IV) de 1173 a 1190, después fue conde de Tolosa y marqués de Provenza de 1194 a 1222.

Conforme a la genealogía tradicional de los condes de Tolosa realizada por los Benedictinos en la Historia general del Languedoc, éste sería Raimundo VI, pero posteriores estudios han establecido que hubo dos condes anteriores con el nombre de Raimundo y que se habían omitido, por lo tanto este sería Raimundo VIII.[1]

Hijo de Raimundo V y de Constanza, hermana del rey Luis VII, sucedió a su padre en 1194. Inmediatamente restableció la paz con el Reino de Aragón y Raimundo-Roger Trencavel. Se casó, por tercera vez, con Juana de Inglaterra en Ruan en octubre de 1196.

En Tolosa, mantuvo las libertades comunales, multiplicó las exenciones fiscales y extendió la libertad en todo el territorio comunal. Poeta y sibarita, eludía las guerras pero no carecía de energía, como se demostró en su altercado con el legado del Papa Pierre de Castelnau. El asesinato del legado, el 15 de enero de 1208, del que fue acusado por la iglesia, provocó su excomunión y no fue llamado por el Papa Inocencio III para las cruzadas. Consiguió el perdón y la admisión a las cruzadas humillándose en Saint-Gilles (Gard), el 18 de junio de 1209, delante de la armada cruzada dirigida por Arnaud Amaury, abad de Cîteaux y legado del Papa.

Después de las victorias de las cruzadas (conquista y masacre de Béziers, asedio y conquista de Carcasona, muerte de Raimundo-Roger Trencavel), dirigidas desde agosto de 1209 por Simón IV de Montfort, y la amenaza que pesaba sobre él y sus feudos hostilizados constantemente por los legados del Papa, Raimundo cambió de parecer y fue excomulgado de nuevo en 1211 por el Concilio de Montpellier[2]​ tras intentar organizar la resistencia contra las cruzadas. Más diplomático que guerrero, no pudo evitar el avance y la conquista de Tolosa por parte de Simón IV de Montfort. Raimundo se exilió en la corte de Inglaterra.

El 27 de enero de 1213, Raimundo rindió homenaje a Pedro II de Aragón, homenaje que sólo duró hasta la Batalla de Muret, llevada a cabo el 12 de septiembre, y durante la cual, los cruzados de Simón de Montfort, más disciplinados, derrotaron al vencedor de la Batalla de Muret, que murió durante la misma. El 17 de febrero de 1214, por orden de Raimundo, su hermano Balduino de Tolosa, que había participado en Muret con los cruzados, fue sacado de su castillo de Lolmie y fue ahorcado acusado de traidor. En noviembre de 1215 Raimundo fue a Roma donde, en el IV Concilio de Letrán se debatía la suerte de su condado.

En mayo de 1216, tras haber desembarcado triunfalmente en Marsella, su hijo, el futuro Raimundo VII, puso sitio a Beaucaire conquistándola el 24 de agosto. El 12 de septiembre de 1217, Raimundo volvió a tomar posesión de Tolosa, a la que Simón IV de Montfort volvió a asediar inmediatamente. Muerto Simón de Monfort, su hijo Amaury le sustituyó. El fracaso de la cruzada de Luis VIII de Francia en 1226 permitió que Raimundo recobrara la mayor parte de su condado.

 Leer más...
 
Wedding Rings

Juana de Inglaterra, reina de Sicilia

Juana de Inglaterra, reina de Sicilia

Juana de Inglaterra o Juana Plantagenet (Castillo de Angers, Anjou, octubre de 1165 - abadía de Fontevrault, 4 de septiembre de 1199), Reina de Sicilia y luego condesa de Tolosa.

Era la séptima hija de Enrique II de Inglaterra y Leonor de Aquitania. Por tanto, era hermana, entre otros, de Ricardo Corazón de León y de Juan Sin Tierra. Pasó su infancia en las cortes de su madre en Poitiers y Winchester. En 1176, el rey Guillermo II de Sicilia pidió su mano, y Juana partió hacia los dominios de su pretendiente, escoltada por el arzobispo de Canterbury, Ricardo de Dover; el obispo de Norwich y su tío, Hamelin de Warenne, quinto Conde de Surrey. Tras un viaje accidentado, Juana contrajo matrimonio el 13 de febrero de 1177 y fue coronada reina de Sicilia en la catedral de Palermo. Su único hijo, Bohemundo de Hauteville, duque de Apulia, nació en 1181 y murió en la infancia.

Tras la muerte de su marido, Juana fue tomada prisionera por el nuevo rey, Tancredo de Sicilia, hasta que su hermano Ricardo Corazón de León llegó a Italia en 1190, de camino a Tierra Santa en donde participaría en la Tercera Cruzada. El rey inglés demandó su liberación y el retorno de su dote. Al rechazar Tancredo sus demandas, Ricardo tomó como embargo el monasterio y el castillo de La Bagnara, resolviendo pasar el invierno en Italia, donde atacó y rindió la ciudad de Mesina. Ante tales despliegues, Tancredo accedió a negociar el tema de la dote.

En marzo de 1191 Leonor de Aquitania llegó a Mesina con la prometida de Ricardo, Berenguela de Navarra, a quien dejó al cuidado de Juana. Al volver a Inglaterra su madre, Ricardo pospuso su casamiento y puso a su hermana y novia en un barco de su flota. Dos días después, una tempestad hundió varios buques de la misma, dejando a las princesas lejos de su ruta y encalladas en Chipre, mientras Ricardo desembarcaba en Creta a salvo. El auto-nombrado déspota de Chipre, Isaac Comneno, casi capturó a las princesas pero aunque la oportuna llegada del rey inglés lo puso en fuga, aquel se llevó el tesoro del cruzado. Poco después, Ricardo le daba alcance y lo confinaba en un calabozo. Las princesas fueron embarcadas nuevamente rumbo a San Juan de Acre.

Juana era la hermana preferida de Ricardo, lo cual no la eximió de ser una pieza en los juegos políticos de su hermano. En uno de aquellos planes, el nombre de Juana se manejó como posible esposa del hermano de Saladino, Al-Adil, que reinaría sobre Jerusalén. Juana se negó a casarse con un musulmán y Al-Adil con una cristiana, por lo que el proyecto fracasó.[1]​ El rey Felipe II Augusto de Francia también demostró interés en casarse con Juana, pero aparentemente por sospechas de consanguinidad (el anterior esposo de Leonor de Aquitania había sido el rey francés Luis VII), también esta unión fue desechada.

Juana se casó finalmente en 1196 con Ramón VI de Tolosa, con quien hubo a Raimundo VII de Tolosa. Su nuevo marido la trató con pocos miramientos. En 1199, cuando esperaba un segundo hijo, Juana debió enfrentar una rebelión nobiliaria encabezada por los señores de Saint-Félix-de-Caraman. Huyendo de su probable derrota, buscó entrar en los dominios de su hermano Ricardo para que éste la protegiera, pero lo halló muerto en el sitio del castillo de Chalus. Finalmente encontró refugio seguro en la corte de su madre en Ruan.

Allí pidió enclaustrarse en la Abadía de Fontevrault, un pedido bastante inédito para una mujer casada y embarazada, pero fue aceptada de todos modos. Murió poco después al dar a luz a su hijo[2]​ (que vivió apenas lo suficiente para ser bautizado con el nombre de Ricardo) y fue velada con los hábitos de monja. Fue enterrada en la misma abadía, donde medio siglo más tarde también fue sepultado cerca suyo, su hijo Raimundo VII de Tolosa.

 Leer más...
 

Raimundo VI de Tolosa

Raimundo VI de Tolosa
 
Wedding Rings

Leonor de Aragón y de Castilla

Leonor de Aragón (1182-1226), princesa de Aragón y condesa consorte de Toulouse.

Hija del rey Alfonso II de Aragón y de su segunda mujer, Sancha de Castilla.

Hacia el año 1202 se casó con Ramón VI de Toulouse, titular del condado de Tolosa, de quien fue su quinta esposa.

 Leer más...
 

Hermanos de Raimundo VI de Tolosa y sus cónyuges:

Padre de Raimundo VI de Tolosa y sus esposas: